MAYO  2008

 

Extracto de Gregorio y yo, de María Martínez Sierra

(En Gregorio y yo, María Martínez Sierra, Valencia, Pre-Textos, 2000, p. 197)

 

 

No sé si –como dijo Lope de Vega- el vulgo es necio; de lo que si estoy segura es de que todo el público es niño… y un poquito salvaje: ama la novedad y se rinde inevitablemente a la magia del ritmo. En cuanto estamos incluidos en un grupo, y cuanto más numeroso, más, el alma infantil reaparece hasta en los que nos creemos exclusivamente llamados al solemne y maduro oficio de pensar…