ABRIL 2007

 

Extracto de Reflexiones acerca del modo de hacer resucitar el Teatro Español,

de Mariano José de Larra

(En Larra: escritos sobre teatro / José Monleón (ed.). Madrid: Cuadernos para el diálogo, 1976, p.126-127)

 

Cuando el público verdaderamente instruido y educado conozca y aprecie todas las bellezas de las obras de imaginación, [...] entonces él mismo formará a los actores, porque él es sólo quien puede formarlos. Entonces los autores escribirán con placer, los actores representarán con perfección, y las empresas recompensarán con generosidad. Entonces el mismo círculo vicioso establecido en el día para el mal, se establecerá para el bien.

Ahora bien, si el público y su falta de instrucción es la primera causa del daño, ¿quién ha de instruirle?[...]